n

 

Posets, 3371 mts

Sábado 17 de Junio de 2011.

Pincha en las fotos si quieres verlas más grandes.

Hace mucho que no nos escapamos de fin de semana a la montaña, desde febrero que fuimos al Almanzor. Solo son cuatro meses pero para nosotros es un mundo. Cuatro meses dan para mucho, o para poco según se mire. El caso es que el día a día urbanita me ha ido empobreciendo el espíritu y creo que mis compañeros de escapadas deben estar igual porque  de repente nos han entrado las prisas y que si se acaba la nieve que si empieza el verano venga que nos vamos, a por una buena dosis de vitaminas para el alma. Así que nos vamos al Piri, a Benasque… nos vamos al Posets.
Una cosilla, aunque en las fotos del post aparezca mi firma en los marcos no son mías, mi cámara de fotos murió hace un par de meses por lo que este post existe gracias a Sebas y Evaristo que me han cedido sus fotos para ilustrarlo, gracias compañeros y perdonad mi vagancia por no eliminar la firma del marco.

Es viernes 16 de junio, a las 17 horas ya estamos todos fuera del trabajo y montados en el coche. Salimos de Alicante y en 8 horas estaremos en Benasque. Llegamos a eso de la una de la madrugada y preparamos el vivac para dormir. El despertador suena a las cinco de la madrugada asi que dormir, lo que se dice dormir como que no, se ha descansado. Agarramos el coche y bajo unas nubes amenazadoras nos vamos hasta el final de la pista que conduce al refugio Ángel Orus. Entre unas cosas y otras comenzamos a andar a las seis de la mañana por la empinada senda que conduce al refugio mientras va amaneciendo.

 

Por fin aparece el refugio a la vista.

 

 

Justo pasado el refugio unos carteles indicadores aclaran caminos.

 

 

Y continuamos ascendiendo, el camino al Posets concede muy pocos llanos.

 

Las nubes continuan acompañandonos aunque cada vez estamos más cerca de ellas.

 

 

 

A unos 2500 metros de altitud nos colocamos por encima  de las nubes bajas para disfrutar de un magnífico cielo azul.

 

 

Continamos la ascensión poco a poco y por fin llegamos a la canal fonda, toca colocarse los crampones.

 

 

Comenzamos a subir por la canal fonda al tiempo que echamos la vista atrás…

 

 

…Y adelante

 

 

Progresando en la canal fonda.

 

 

 

Y ya casi al final de la canal…

 

 

A nuestra izquierda se muestra impresionante el diente de Llardana.

 

 

Y frente a nosotros la cresta cimera del Posets (el pico triangular de arriba del todo)

 

 

Continuamos ganando altura con la vista privilegiada del diente, el día es magnífico. Buena temperatura y alguna rachita de viento.

 

En la pala final de nieve antes de encarar la cresta cimera.

 

 

 

 

El Pirineo comienza a mostrarse, bello e inmenso.

 

 

 

Y por fin acabamos la pala de nieve, fuera crampones y p´arriba.

 

 

El diente de Llardana queda a nuestros pies como un soberbio faro que ilumina el camino de retorno.

Quitándonos los crampones…

… Y a rematar la faena.

 

 

La cresta es más larga de lo que parece, o eso creo yo, serán las ganas de llegar. Llevamos ya cuatro horas y media de pateo, ascendiendo desde el coche sin apenas llanos.

 

 

Y por fin llegamos a cumbre, cinco horas.

 

 

Al fondo se muestran los grandes de los Pirineos, Monte Perdido, Vignemale…

… Aneto…

 

 

… Y un bonito mar de nubes de nacionalidad francesa.

 

 

Media horita en cumbre y p´abajo. En cinco horas llegamos al coche, nos lo tomamos con calma, foto por aquí foto por allá. Después de un buen descanso a pie de coche nos reencontramos con Sebas, que se ha quedado por abajo haciendo fotos y nos vamos a visitar Aigualluts (la cascada) y el Aneto (el pico nevado del fondo).

 

 

Aigualluts, donde el rio se esconde bajo tierra. Al fondo el pico Tempestades.

 

 

Y con la aventura montañera finalizada comienza la aventura fotográfica. Os dejo unas cuantas fotos hechas en la zona de Aigualluts.

Salud y energia.

 

Tempestades, Aneto y puesta de luna, reflejos.

 

 

Aneto y reflejos.

 

 

Pradera de Aigualluts, ojo de pez Samyang a 8 mm. El de rojo soy yo ;-P

 

 

Y despedida con el Perdiguero al fondo, falta Sebas que estaba haciendo la foto. También faltan las marmotas, no paraban de corretear pero no se dejaban fotografiar.

 

Nos llevamos en el recuerdo un bonito fin de semana, una bonita cumbre, buena compañia, nuestra dosis de vitaminas para el alma y por supuesto nuestro más sincero e infinito agradecimiento a nuestras mujeres, que con su santa paciencia se quedan en casa todo el fin de semana cuidando de los gorriones y hacen posible estas cosillas.

 

Hasta la próxima.

Hay 1 comentario

  1. Alba

    Excelente crónica, y muy de agradecer que tengas compañeros que hayan podido ilustrarla en tu lugar. Excelentes tomas.
    Ya he "subido" otra cumbre.

    Un saludo


Publicar un nuevo comentario