La cara amable de la montaña.

 

Calar de Santa Bárbara, 2271 metros

Ruta GPS en http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=292547

 
Domingo 18 de enero de 2009. La segunda salida invernal de esta temporada nos lleva a la sierra de Baza. El calar de Santa Bárbara es la cumbre más alta de esta sierra cuyo entorno está catalogado como parque natural .

 

 

En la salida 324 de la A 92, dirección Granada y pasado Baza unos kilómetros, se encuentra el acceso al parque natural de la sierra de Baza que en 5 kilómetros nos sitúa en el centro de visitantes Narváez, a 1351 metros de altitud, lugar de inicio de esta ruta y otras. Desde aquí sale una pista ancha que se adentra en el bosque y nos lleva hasta el área recreativa de la Canaleja alta, a 4 kilómetros de distancia. Como siempre, el comienzo de la ruta es tranquilo y la buena climatología nos pone de muy buen humor. Parece que hoy la montaña no nos zurrará mucho y será amable.

 

En la canaleja alta hay una balsa, una fuente y un merendero. En la parte alta de la canaleja hay un sendero a la derecha que se adentra en una espesa y empinada arboleda. Este sendero, muy bien marcado, nos lleva a enlazar con otra pista ancha que nos conducirá a los prados del rey.

La luna se resiste a marcharse.

 

 

Tras poco más de una hora de marcha dejamos el sendero y enlazamos con la pista ancha que, a derecha, nos conducirá a los prados del rey.

 

Los prados del rey es el lugar más conocido de la sierra de Baza. Son unos prados de alta montaña donde se encuentra la casa del pozo de nieve. Llegados a este punto giramos a la izquierda para subir hasta la cima del calar de Santa Bárbara.

 

 
Poco a poco vamos ganando altura.

 

La cima empieza a dejarse ver.

 

 
Y por fin llegamos a cumbre.

 

 
Detrás nuestro aparece sierra nevada en todo su esplendor. Este invierno hay mucha nieve y se nota. La sierra parece un gran merengue. Tras un rato en la cima y las fotos de rigor descendemos para resguardarnos del viento y comer tomando el solete.

 

El día es esplendido y lo disfrutamos…

 
 

 

Algunos se lo estan pasando tan bien que hasta levitan…

 
 

 

… experimentando una especie de nirvana blanco.

 

 
 
 
 
 
 
 

 

Alguien estuvo por aquí antes que nosotros disfrutando de la nieve virgen.

 

 
 
 

 

Huellas que dejan atrás una deliciosa excursión.

 

 
 
Y para los peques que nos esperan en casa un recuerdo con mensaje oculto, quizá cuando tengan edad lo descifren y acepten el reto.
 

 

Epílogo.

 

“La cara amable de la montaña”

Hoy, como siempre, la montaña no nos ha defraudado. Esta vez nos ha mostrado su cara más amable y no encuentro mejor reflexión que la que hace Rébuffat en su libro “Estrellas y borrascas”.

“A través de esta ascensión, de esta nieve, acabamos de sentir una gran plenitud. Una vida desbordante conviviendo con los elementos, un sentido del compañerismo, un amor hacia cosas que, una vez disfrutadas, no pueden reemplazarse por nada. Durante unos momentos contemplamos este mundo aparte. Pero es tarde y hay que pensar en abandonar esta cumbre. Corriendo, descendemos por la via normal. Como esta mañana, como ayer, como anteayer, la vida hierve en nosotros. La vida, este lujo de la existencia.”

No puedo estar más de acuerdo con Gaston ni puedo expresarlo mejor que él. Así es y debe ser, es la esencia misma de la montaña, del por qué de esa intensa y magnética atracción que ejercen las montañas sobre algunos de nosotros.

Sin comentarios