La Madonna y el Casino

 

Alpes 2011
 
 

 

Segunda parte

 

Del 18 al 26 de Julio de 2011

 

GRAN PARADISO, Valle de Aosta, 4061 mts

 

Pincha en las fotos si quieres verlas más grandes.

 

Tras la actividad en Ecrins regresamos a Chamonix, al albergue de Les Houches, donde tenemos reservado un duplex con tendedero.

 

 

Toca descansar y planear que haremos en los días siguientes. La meteo continúa fatal en Suiza, que era el plan inicial, y en Cham el tiempo está muy cerrado. Estas son las vistas que tenemos desde la terraza del duplex, apenas se dejan ver las faldas del Mont Blanc.

 

 
 
 

 

Bicheando en internet la meteo de los próximos días vemos que tenemos una ventana de buen tiempo de 48 horas en Italia, asi que decidimos cruzar el tunel del Mont Blanc para irnos al Gran Paradiso en el valle de Aosta, tierra de papas.

 

 

Estamos en Valsavaranche, a tan solo 77 kilómetros de Chamonix, pero es como si hubieramos viajado mucho más lejos. Atrás han quedado las nubes, el mal tiempo y la lluvia.

 

Parking de Valsavaranche. Preparados, listos, ya !!

 

Comienza la ascensión al GranPa.

 

Nos dirijimos al refugio Chabod. Primeras rampas del sendero que conduce al refugio.

 
 

 

Somos muchos los que vamos al Chabod, parece que nos hemos juntado aquí todos los que venimos huyendo  del mal tiempo del resto de los Alpes.
 
 
 
 

 

El entorno es precioso. El parque nacional del Gran Paradiso tiene bien ganada su fama.

 

 
 

 

Poco a poco vamos ganando altura.

 

 
 
 

 

Ya estamos cerca del refugio.

 

 
 

 

Casi llegando al Chabod por fin se muestra la cumbre del Gran Paradiso.

 

 
 

 

Mañana intentaremos estar aquí, en la cima. Este bonito cartel que tanto motiva esta colgado en el comedor del refugio. “Si hasta los niños suben” invita a pensar.

 

 
 

 

Una foto de recuerdo con la montaña, a cenar y a descansar.

 

 
 

 

El comedor está lleno en los dos turnos de cena y por lo que parece todos vamos a subir mañana. Durante la cena hablando con unos italianos de como puede ir la cosa en el estrecho paso que hay justo antes de acceder a la cima nos dicen “Questo è un casino!”
Entre risas nos preguntamos que significará eso. Mañana lo descubriremos, vaya si lo descubriremos.

 

 
3 AM de la madrugada. Toque de diana y desayuno. Nos ponemos en marcha. La fila india que, a la luz de los frontales serpentea por el sendero que accede al glaciar, es muy larga. Somos muchos los que vamos a subir hoy, ya lo intuíamos ayer al ver en el refugio a tanta gente.

 

 
Las horas van pasando y al amanecer llegamos al glaciar. Nos ponemos los crampones, nos encordamos y entramos en el universo de hielo. Las primeras rampas son suaves y avanzamos despacio pero sin pausas.

 

 
 
 

 

Ascendemos por el glaciar en dirección a un gran serac que rodearemos por la izquierda.

 

 

 

Continuamos en dirección al collado desde el que accederemos a la cumbre.

 

Las grietas nos recuerdan que estamos en un glaciar.

 
 

 

La figura humana da idea de las dimensiones del lugar en el que nos encontramos. Todo a nuestro alrededor es grandioso.

 

El collado se muestra cada vez más cerca, parece que podemos tocarlo con la punta de los dedos…

 

… pero aún está lejos.

 

Una cordada delante nuestro ya ha llegado al collado.

 

 

Nosotros estamos casi.

 

A la salida del collado vemos las rampas que nos quedan hasta la cima.

 

Y con viento y frío continuamos hacia la cumbre.

 

La cima se ve cerca.

 

Cada vez más cerca. Pronto vamos a descubrir “qué es eso del casino”.

 

Delante nuestro cordadas, detrás también.

 

Últimos metros antes de llegar al estrecho paso que guarda el acceso a la cima.

 

Y al fin tenemos la cima y su madonna a la vista. Mucha gente y poco espacio para pasar. A ambos lados el vacío y cada uno pasando por donde puede. No es un sitio complicado pero no te caigas. Hay un punto de caos, ésto es el casino. Ahora comprendo que casino en italiano  significa desastre.

 

Con paciencia esperamos nuestro turno y por fin accedemos a la cumbre.

 

Saludamos a la madonna. La cima de italia es nuestra!!

 

La madonna y yo.

 

No podemos estar demasiado tiempo aquí porque hay mucha gente esperando turno y porque hace bastante frío. Nos encaminamos de nuevo al casino, y qué casino… en la estrecha cumbre no cabe un alma y la gente continúa intentando acceder sin dejar el paso libre para que los que nos vamos podamos dejar sitio. Casino del bueno, finalmente alguien da una voz y nos dejan pasar a varias cordadas.

 

 

 

Fuera ya del paso tan solo queda descender con cuidado.

 

 

 

Y recorrer a la inversa el camino de ida hasta el collado.

 

Los Alpes nos acompañan al tiempo que descendemos. En el collado continuaremos ruta para bajar por un sitio distinto al de subida. Vamos camino del refugio Vittorio Emanuele.

 

Una breve parada  en el refugio, comemos algo, descansamos y continuamos bajando en dirección al camping de Pont.

 

Un descenso interminable y un buen puñado de horas después de empezar la ascensión llegamos a la pradera de Pont.

 

Desde aquí solo nos queda que algún alma caritativa nos recoja en autostop para acercarnos al coche, a 8 kms de aquí y así completar la ruta circular del Gran Paradiso.

 

Acabamos cansados pero contentos este viaje de Alpes 2011

 

 

y comenzamos a echar planes para Alpes 2012 aunque antes… nos queda todo un invierno. A ver que tal se da.

 

Hay 7 comentarios

  1. Alba

    Impresionante, un verdadero paraíso. El que la sigue…
    Me da que pensar lo que comentas del "casino", falla el espíritu de cooperación en el momento más necesario.
    Gracias por compartir otra cima.

    Saludos

  2. Juan Pedro

    Que envidia de lugar, de ascenso, de fotografías, de TODO. Me parece un viaje muy guapo y una cumbre muy solitaria jeje. Ánimo y a por otra.

  3. Federico de Haro

    ¡Qué buen repor! El paso final se ve delicado como para andar con prisas y demás barullos, pero estos sitios es lo que tienen… Se ve que disftutasteis un montón. Yo espero conocer los Alpes el año que viene, así que voy apuntando ascensiones. ¡Saludos!

  4. saleina

    Hola Federico, el paso final es fácil pero de los de no te caigas. Hay unos cuantos cientos de metros de caída pero cuando lo salvas y acaricias a la madonna la satisfacción es enorme. Disfruta en los Alpes, son otra historia. El entorno es brutal para montañear y fotografiar.

    Gracias por comentar.

  5. Alicante cuenta

    Guau!!!!, he podido ver todas las imágenes ahora. Sería un fallo mío al cargarlas. Qué espectacular. Me encanta la narración y cada fotografía. Menudo ejercicio tanto físico, como periodístico para inmortalizar cada momento. Felicidades. Envidia sana siento, que sí que existe jeje


Publicar un nuevo comentario