De nuevo al Almanzor


Pico Almanzor, 2592 mts




Sábado 7 de Febrero de 2011.Pincha en las fotos si quieres verlas más grandes.

El pasado invierno, por estas fechas, intentamos sin éxito el pico Almanzor y desde ese mismo momento ya teníamos claro que había que volver a intentarlo. Así que, llegado febrero y con el sistema central en perfectas condiciones invernales, allá vamos, a ver si este año se deja. Salimos viernes por la tarde desde Alicante y en unas 6 horas llegamos a Hoyos del Espino. El plan consiste en hacerlo Sábado en el día, será una jornada larga pero a cambio iremos con menos peso en las mochilas y el mismo Sábado dormiremos en el pueblo con cena y ducha caliente.
 
Sábado 7 AM. Nos ponemos en marcha desde la Plataforma. Hace frío pero no tanto como el fin de semana pasado durante el cual una ola de frío hizo descender los termómetros hasta -15 ºC en la laguna grande.
 
Comenzamos la marcha de noche con los frontales encendidos. De camino a los Barrerones el cielo negro y estrellado va dando paso a la hora azul. 
 
 

 

Las primeras luces del sol y la traza de otros que ya han pasado por aquí antes que nosotros nos guían hasta coronar los Barrerones.

 

 
 

 

Y desde allí asoma a nuestra vista por primera vez el circo de Gredos y sus cumbres emblemáticas: el Almanzor, la Galana…

 

 
 
 

 

Descendemos hacia la laguna grande disfrutando del espectáculo. Ya divisamos el Almanzor a nuestra derecha.

 

 
 

 

Después de cruzar la laguna Grande, helada y enterrada bajo una espesa capa de nieve, llegamos al refugio Elola. En algún sitio he leído que es el refugio más frío de España.

 

 
 

 

Hacemos una parada breve para tomar algo de comer y seguimos adelante. Tenemos cada vez más cerca el Almanzor y el entorno es cada vez más alpino. Las suaves lomas de los Barrerones quedaron atrás hace rato y comienza a envolvernos un paisaje que, aunque todavía amable, pronto se tornará helado y estremecedor.

 

 
 

 

En el corredor que lleva a la portilla del crampón la cosa empieza a empinarse de verdad.

 

 
 
 

 

A la salida del corredor, en la portilla del crampón, divisamos la cumbre. Aquí nos detuvimos el año pasado. De aquí en adelante todo era una enorme placa de hielo con la que no nos atrevimos. Esta vez parece que tendremos más suerte. Aunque no va a ser un paseo las condiciones son mejores que el invierno pasado.

 

 
 

 

A partir de este punto progresamos hacia la cumbre haciendo uso de las cuerdas, que no está la cosa para andar con tonterías.

 

 
 

 

A un lado, la travesia lateral que conduce al pasillo helado que accede a la cumbre.

 

 

 

 

Al otro lado las canales oscuras y el cuerno del Almanzor. El nombre es inquietante y el patio también. A mí ésto más que canales oscuras me parece Mordor, y eso que el día es soleado. El año pasado con peor climatología que hoy este lugar imponía de veras.

 

 

 

Seguimos hacia la cumbre y nos cruzamos un grupo de gente en el que se encuentra un niño de unos 12 años. Flipo en colores, ésto es lo que menos me esperaba encontrar en un sitio como éste.

 

 

Acabada la travesia por encima de las canales oscuras ya acariciamos la cima con la yema de los dedos. La cumbre está guardada por un corredor de nieve y hielo de unos 12 metros de longitud.

A la salida del corredor una trepa fácil plagada de nieve y hielo, en la que no se debe perder la atención en ningún momento, nos conduce a la piedra cimera.
A nuestros pies queda la portilla del crampón.

Y por fin la cumbre.

 

 

La laguna grande y el circo de Gredos desde la cumbre.

 
 

 

El ruido del helicóptero nos inquieta. Algo ha pasado por ahí abajo.

 

 

 

Tras disfrutar un buen rato de la cumbre rapelamos el corredor hasta la travesía de las canales oscuras…

 

 

 

…para ir deshaciendo el camino que habíamos hecho hace un rato…

 

 

…hasta llegar a la portilla del crampón.

 

 
 

 

Descendemos el corredor de la portilla del Crampón.

 

 
 

 

Llegamos al refugio Elola y desde allí… pues a la plataforma, al coche y a dormir calentitos je je.

 

 

La cosa ha salido en unas 13 horas. Estamos reventados pero ha merecido la pena. El Almanzor y Gredos lo valen. Además nos hemos quitado la espinita que se nos quedó clavada el pasado invierno. Una vez en Hoyos, cenando en el bar, la última sorpresa del día. Canal Viajar emitiendo en HD una peli que se llama “Más allá de las cumbres”, de Catherine Destivelle. Brutal, cómo nuestra actividad de hoy. Cada uno en su nivel, claro. Os recomiendo vivamente las 2 cosas, la peli es buenísima y la ascensión invernal al Almanzor te pone las pilas pero que bien puestas… Energía para el espíritu para unas cuantas semanas. Y eso que, como suele decir uno de  mis compañeros de correrías, somos unos pringaillos.

Saludos a tod@s 

Hay 2 comentarios

  1. Alba

    Impresionante crónica. Gracias por compartirla.
    Me alegro de que pudiérais repetir, y el Almanzor os dejase conquistarlo. Como tantas cosas en la vida, hay que saber renunciar a tiempo y esperar a que el momento sea propicio para atacar de nuevo.

    Muy poéticas las primeras imágenes, pero impresiona la que tiene por comentario "A nuestros pies queda la portilla del crampón".

    Saludos

  2. Anónimo

    Felicidades chicos!! Esta vez hasta el final!!! El espiritu de uno es el espiritu de todos. El año que viene está ahí a la vuelta. Gracias por compartir tan maravillosas fotos

    Saludos


Publicar un nuevo comentario